martes, noviembre 30, 2021
InicioPoliticaSagasti: "Pido perdón a los familiares y a todos los jóvenes que...

Sagasti: «Pido perdón a los familiares y a todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia» Francisco Sagasti Hochhausler dio su primer mensaje luego de asumir el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Francisco Sagasti Hochhausler juramentó al cargo de presidente de la República y será quien lidere el gobierno de transición hasta el cambio de mando del 28 de julio del 2021. En sus primeras palabras tras jurar en el máximo cargo de la Nación, pidió perdón a nombre del Estado a los jóvenes y víctimas de las marchas realizadas en defensa de la democracia. 

Sagasti se dirigió así a Inti Sotelo y Brian Pintado, fallecidos durante la segunda marcha nacional, una jornada de protesta realizada, según dijo, en ejercicio legítimo del derecho a la protesta. “En nombre del Estado pido perdón a los familiares, a ellos y todos los jóvenes que marcharon por defender la democracia y nos hicieron recodar a muchos la importancia que tiene la vocación de servicio”, afirmó.

El jefe de Estado agradeció también la presencia de los familiares de ambos jóvenes, así como de Verónica Morales, madre de Jon Cordero, uno de los jóvenes heridos en las protestas que se encuentra hospitalizado. “No podemos devolverles la vida, pero podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos”, indicó.

En otro momento su discurso, agradeció al Parlamento y a la ciudadanía por haberlo designado como presidente interino hasta que se lleven a cabo las elecciones generales 2021, y ocurra el cambio de mando el 28 de julio.

El proclamado presidente de la República dio a conocer que en honor a los jóvenes que participaron en las protestas con la crisis política, se cambiará de nombre a la actual beca del Estado denominada beca Presidente de la República, y ahora se llamará beca la Generación del Bicentenario.

“Si alguna capacidad de rectificación tiene el Estado, el sacrificio de estos jóvenes debe marcar un hito para que cambiemos la forma tan efusiva en que hemos estado ejerciendo la política. Por eso, desde el Gobierno daremos un reconocimiento público a la contribución de los jóvenes que nos han ayudado y nos han recordado que es preciso reformar la vida democrática de nuestro país. Para eso, anuncio como presidente de la República, que la beca Presidente de la República cambiará de nombre por beca la Generación del Bicentenario”, sostuvo.

Cabe precisar que desde el lunes 9 de noviembre que el Congreso decidió vacar al expresidente Martín Vizcarra y realizar un golpe de Estado, se iniciaron las marchas pacíficas durante toda esa semana. En ellas, la policía arremetió contra los manifestantes con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso golpes, dejando el saldo de dos fallecidos, más de un centenar de heridos y decenas de desaparecidos. 

En medio de esa coyuntura, el nuevo jefe de Estado fue elegido para encausar el sistema democrático que tambaleó hace una semana con la vacancia presidencial -gracias a los votos de 105 parlamentarios- y que devino en el gobierno de Manuel Merino, quien renunció, el domingo 15, a continuar con su régimen luego de multitudinarias movilizaciones en su contra . 

Es por ello que, producto de la presión social y los decesos, la Mesa Directiva titulada por Luis Valdéz (Alianza para el Progreso) renunció al cargo y el Perú se mantuvo por más de 24 horas sin un presidente en el Ejecutivo y Legislativo. Todo mientras se atraviesa la pandemia del coronavirus.

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Entonces, sería una nueva Mesa Directiva quien tomaría las riendas de ambos poderes del Estado. Tras rechazar por mayoría la lista candidata encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio), el último lunes se eligió a la nómina titulada por Francisco Sagasti (Partido Morado) y que tiene como vicepresidentes a Mirtha Vásquez (Frente Amplio), Luis Roel (Acción Popular), Matilde Fernández (Somos Perú).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Comentarios recientes